1. Riega tu jardín en las mañanas. Ideal realizarlo antes de las 8:00 am para reducir la evaporación y evitar hongos en tus plantas.
  2. Abona tus plantas de manera natural con compost, abonos orgánicos o vitaminas para plantas.
  3.  Fumiga en caso de plagas, puedes utilizar una mezcla de ajos, cebolla y manzanilla macerados con agua que se aplica sobre las plantas con un atomizador.
  4.  Elimina la hierba no deseada o maleza.
  5.  Quitar la maleza es una de las partes más importantes en el cuidado del jardín, para permitir el correcto crecimiento de las plantas y evitar plagas.
  6.  No riegues en exceso. Sus plantas necesitan agua, pero darles una cantidad excesiva de agua hará que se vuelvan amarillentas.
  7.  Poda tus plantas eventualmente, retirando hojas y tallos secos, utilizando unas tijeras de jardinería y realizando los cortes en forma diagonal y no recta.
  8.  Utiliza las herramientas apropiadas. Las más comunes y utilizadas son la pala, rastrillo y tijeras de jardinería. Cuidar tus plantas es la manera más económica y natural de decorar tus espacios.